Presentación de la Ciudad
Presentación de la Ciudad
es.paris.fr

Historia de París

Historia de París

Desde Lutecia hasta el Imperio de Napoleón Bonaparte, desde la proclamación de la República hasta la Comuna: París se ha encontrado en el centro de los acontecimientos que han marcado la historia de Francia y modelado su rostro. Retorno al nacimiento de una gran ciudad.


La Antigüedad: bajo el signo de los Galos

Aunque el emplazamiento de París está ocupado por el hombre desde hace 700.000 años, la historia de la ciudad comienza realmente a escribirse en el siglo III a.C. En aquella época, la tribu gala de los Parisii decide instalarse en la isla de la Cité, punto de paso estratégico hacia el norte del país y el comercio del estaño. Consciente del reto estratégico del emplazamiento, Julio Cesar envía sus  tropas a aplastar a los Galos y se apodera del lugar.

Nos encontramos en el año 52 a.C. Es la batalla de Lutecia. Después, la ciudad es reconstruida por los ocupantes sobre la Cité y, en la orilla izquierda, a lo largo de la pendiente norte de la montaña Santa Genoveva.

Lutecia adquiere forma. En los siglos I y II, se construyen el antiguo anfiteatro y las termas de Cluny. Las termas son alimentadas por un acueducto que recorre el Bièvre, un río que después discurre bajo la ciudad. El monumento es el reflejo de un modo de vida típicamente romano. En el año 280, la ciudad es destruida por las invasiones bárbaras. Desde el siglo IV, Lutecia es rebautizada con el nombre de París. En el año 451, un acontecimiento marca a su vez las memorias de forma duradera: la religiosa Santa Genoveva consigue desviar la codicia de Atila, rey de los hunos. Se convertirá en la patrona de París.

La Edad Media: en el centro del reino de Francia

En el año 508, Clodoveo, rey de los francos, hace de París la capital de su reino. En el siglo VIII, el centro del imperio carolingio se desplaza hacia el nordeste. Pero la ciudad adquiere una nueva dimensión con Hugo Capeto. Este conde de París es elegido rey de Francia en el 987 y funda una nueva dinastía, los Capetos. Después, Luis VI el Gordo edifica una fortificación, el Châtelet, en torno al Grand-Pont restaurado (el actual Pont au change).
En 1163 comienza la construcción de la catedral Notre-Dame (que finalizó en 1345). Después, Felipe Augusto, gran urbanista, dejó su huella rodeando París con murallas y construyendo la fortaleza del Louvre. Bajo su reinado se consagró París como capital. En el siglo XIII, París es la ciudad más poblada (aproximadamente 200.000 habitantes) y la más rica de Occidente. En esta época, la ciudad es administrada por un solo hombre, el preboste del rey. En 1268 la poderosa corporación de los barqueros adopta su lema, “Fluctuat nec mergitur” (el barco es azotado por las olas pero no se hunde), que más tarde se convirtió en el de París. En el siglo XIV, la municipalidad dispone de una autoridad real. Pero será regularmente metida en vereda por el poder real en los siglos siguientes. 
En el siglo XV, París es ocupada por los ingleses durante dieciséis años.

La época moderna: nacimiento de las plazas reales

A mediados del siglo XVI, bajo el reinado de Francisco I, la capital se embellece con construcciones renacentistas, como el nuevo Louvre y el Ayuntamiento. En esta época, surgen varios monumentos, como el Museo de historia natural y el Palacio de Luxemburgo. A partir del rey Enrique  IV, la ciudad debe honrar a su soberano y exaltar su poder. Así, surgen las plazas reales: la plaza Douphin para Enrique IV, la plaza de la Concordia para Luis XV, la plaza de los Vosgos para Luis XIII, etc.
En 1648, comienza la Fronda, la rebelión del pueblo, que se prolongará hasta 1653. En 1680, Luis XIV abandona el Palacio del Louvre, hasta entonces mansión de los reyes de Francia, para instalarse en Versailles, al oeste de París. Allí morirá después de 72 años de reinado.

La Bastilla: símbolo de la Revolución

El 14 de julio de 1789, los parisinos sublevados por la presión del rey sobre la nueva asamblea formada por el Tercer Estado, asaltan la fortaleza de la Bastilla, símbolo del absolutismo. Este acontecimiento inaugura la Revolución francesa y el declive de la monarquía de derecho divino en Francia. El 17 de julio, Luis XVI adopta en el Ayuntamiento la bandera nacional tricolor con los colores de París (azul y rojo) y la del rey (blanco). Jean-Sylvain Bailly es el primer alcalde. Es elegido el 15 de julio de 1789. La República se proclama por primera vez en 1792. En 1793, Luis XVI y la reina Maria Antonieta son ejecutados en la plaza de la Concordia. El Terror se instala. Después, el golpe de Estado de Napoleón Bonaparte pone fin al régimen del Directorio y a la Revolución.

El prefecto Haussmann transforma París

Napoleón es consagrado emperador en Notre-Dame en 1804. París le debe el canal del Ourcq, la construcción de los muelles, la excavación de los alcantarillados, la numeración de las casas, etc. Las barricadas se erigen en la capital: es la revolución de Julio, que derroca a Carlos X en 1830. Seis años más tarde, bajo Luis Felipe, se finalizan las obras del arco de triunfo de l’Étoile. La revolución de 1848 culmina con la proclamación de la II República. En 1852, el segundo Imperio ve como la capital se transforma bajo la batuta del prefecto Haussmann. Duplica el ancho de las vías de circulación, generaliza las aceras, etc. También hace acondicionar 2.000 hectáreas de bosque y plantar 90.000 árboles a lo largo de los ejes viales. Asimismo desarrolla una red de alcantarillado de unos 500 km. Las cinco estaciones se finalizan en 1847. Entre 1855 y 1880, el precio de venta de los edificios aumenta un 136%. En 1870 se proclama en el ayuntamiento la III República. Los prusianos invaden París. La Comuna es aplastada en el transcurso de la semana sangrienta. Balance: de 20 a 30.000 víctimas, la tercera parte de la ciudad ha ardido y el ayuntamiento ha sido destruido. París, en estado de sitio, pierde su estatus de capital durante un tiempo. En 1889, se inaugura la torre Eiffel durante una exposición universal. En  1910, Paris se inunda en una crecida centenal del Sena.

París y las dos guerras mundiales  

Durante la Primera Guerra mundial, París se salva de la ofensiva alemana al ganar la batalla del Marne. En cambio, la ciudad no escapa a la ocupación alemana de 1940 a 1944. El Estado colaboracionista dirigido por el mariscal Pétain, se instala en Vichy. En Londres, la Francia libre se organiza en torno al general de Gaulle. En 1942, 12.000 judíos son detenidos y agrupados en el Velódromo de Invierno para ser deportados. París es liberada el 25 de agosto de 1944. Al día siguiente, el general de Gaulle desfila por los Campos Elíseos. La ciudad se ha salvado: el comandante alemán Dietrich von Choltitz, encargado de la defensa de París, ha desobedecido la orden de Hitler de demoler los monumentos de la capital.

De la torre Montparnasse al regreso del tranvía…

En los años 60 se erigen en la ciudad las torres de inmuebles. En mayo de 1968, tiene lugar la revolución estudiantil en torno a la universidad de la Sorbona (distrito 5). Al principio de los años 70, se finalizan el bulevar periférico, la torre Montparnasse y el Palacio de Congresos. En 1977, Jacques Chirac es elegido alcalde de París: es el primero desde 1871. Siguen floreciendo numerosos monumentos: la Ópera Bastilla, el Gran Arco de la Defensa, el Estadio de Francia, etc. En 2001, la nueva municipalidad, dirigida por Bertrand Delanoë, se hace cargo de la ciudad. En diciembre de 2006, regresa el tranvía en el sur de París: ¡el primero que circula por la capital desde hace 69 años!


Saber más:

Fotos de la reseña histórica de París: www.parisenimages.fr/en



Enviar esta página - nueva ventana » Enviar esta página  Imprimir » Imprimir  Añadir a la cesta - nueva ventana » Añadir a la cesta 

Para saber más

 Paris map
Geographic search Geographic search

 Web ring
Oficina de Turismo de París

Estudiantes

Paris nightlife
| Prensa | Mentiones legales | Contacto |
Pàgina alta